Arturo Sampay y la Constitucin de 1949: La institucionalizacin de la Revolucin Justicialista
Jueves 31 de Julio de 2014
09.10.2008 | La JP reivindica al gran constitucionalista del campo nacional y popular
Arturo Sampay y la Constitucin de 1949: La institucionalizacin de la Revolucin Justicialista
Foto: Arturo Sampay y la Constitucin de 1949.
1 de 1
Homenajear a Arturo Enrique Sampay es un deber militante insoslayable hoy en Entre Ros. Su obra y trabajo fueron determinantes para la institucionalizacin del peronismo a partir de la Constitucin que se sancion en 1949.
Escriben: Gustavo Gaitan y Atilio Martinez

a) Arturo Sampay: una pluma militante y un ejemplo de lucha

Hoy, a 31 aos de su desaparicin fsica, su pluma y pensamiento siguen siendo una fuente inagotable de inspiracin y asesoramiento permanente para los peronistas y para los hombres que abrazamos el pensamiento nacional y popular.

Sin ir ms lejos, en la reciente Reforma de la constitucin de Entre Ros, su espritu y predica sobrevol los debates de la convencin.

Fue trado a colacin por los convencionales del peronismo, en especial por Jorge Busti, en innumerables ocasiones. Sus palabras fueron prologo de muchas de las reformas que se concretaron y el homenaje a su figura y a la Constitucin Nacional de 1949, en el acto de jura de la nueva Constitucin Entrerriana, sin lugar a dudas concita la mayor de la atenciones y expectativas.

Un entrerriano de pura cepa

Sampay naci en Concordia el 28 de julio de 1911, estudio en el Colegio Nacional de Concepcin del Uruguay, institucin histrica en donde se harn parte de los actos de la jura de la Constitucin de Entre Ros recientemente reformada.

Se recibi de Abogado y Doctor en Jurisprudencia en la Facultad de Ciencias Jurdicas y Sociales de la Universidad de la Plata, convirtindose en profesor de dicha casa de altos estudios entre los aos 1943 a 1952.

En 1936 publica su primer libro denominado "La Constitucin de Entre Ros ante la moderna Ciencia Constitucional", analizando la entonces reciente reforma del ao 1933. A esa obra le sigui una prolfica obra literaria en materia jurdica, poltica e histrica.

Intelectual y militante

En 1945 se incorpora al naciente peronismo, desempendose como asesor de Juan Pern y Domingo Mercante. Su salto poltico trascendental fue en 1949, cuando fue electo Convencional Constituyente por la Provincia de Buenos Aires, donde cumple un papel destacado y central como presidente de la comisin redactora y miembro informante de la reforma Constitucional.

Ha sido uno de los ms destacados pensadores nacionales del primer peronismo. Su campo de estudio por excelencia fue lo jurdico y lo poltico.

Fue un militante con la pluma en la mano, con ella traz sin rodeos el esqueleto legal necesario para que se plasmara la voluntad poltica del peronismo que deseaba cristalizar la Soberana Poltica, Independencia Econmica y Justicia Social. Pero fue un hombre de accin y de la gestin de gobierno tambin.

Pero su dimensin como intelectual del campo nacional y popular trascendi lo estrictamente jurdico. Coincidimos con esa expresin que reza "Sampay es demasiado importante para el pensamiento nacional para dejarlo slo en manos de abogados".

De su pensamiento se destaca su enftica decisin que el pas deba poner nfasis en las nacionalizaciones de la banca, los servicios pblicos, la energa, el comercio exterior y toda actividad que hacan a los grandes monopolios internacionales.

En pocas palabras defina a la "economa libre" (tan en crisis por estos das) como la economa dirigida por las potencias capitalistas, en tanto cuando refera a la idea de nacionalizacin crea que deba implicar la estatizacin.

Tan en claro tenia esa posicin que le imprimi a la Constitucin de 1949 una definicin que de no haberse derogado hubiese evitado todos los perjuicios que acarrearon las privatizaciones, definiendo los servicios pblicos como pertenecientes originariamente al Estado y que bajo ningn punto de vista podan ser enajenados o concedidas su explotacin.

Siempre peronista

Es destacar su coherencia ideolgica y poltica, porque ms all de las diferencias que tuvo con sectores del peronismo, siempre consider a Pern como el gran lder popular de la Argentina.

Al igual que mucho de los grandes pensadores del campo nacional y popular, entendi con grandeza y claridad meridiana cual era su rol dentro del proyecto poltico del peronismo y fue leal al peronismo hasta su muerte.

Los exilios

Exiliado en Uruguay y con el peronismo proscripto, desanda sus pasos escribiendo sobre el derecho y la realidad social. De aquel momento se destaca la critica descarnada y precisa que le realiza al plan del economista Ral Presbich: "el objetivo poltico que animaba al plan Presbich resida en reponer y sujetar a la Republica Argentina, como sector agropecuario dentro del universo del Imperio Britnico".

Es un frreo opositor a la suscripcin que hace la infame "Revolucin Fusiladora" a la poltica de Bretton Woods y al Fondo Monetario Internacional, origen de nuestra mas pesada carga poltica y padre de la ignominiosa deuda externa contempornea.

En 1958 logra regresar a la Argentina, pero confinado al silencio y el ostracismo, segua siendo un exiliado, ahora en su propia patria. En esta situacin, continu con su trabajo como literato, siendo consultado por las Republicas de Chile y Uruguay en sendas reformas constitucionales.

ltimos das

En mayo de 1973, con el peronismo de nuevo en el poder, vuelve a ejercer la docencia universitaria y la funcin pblica en el Ministerio del Interior y el Consejo Federal de Inversiones.

Asesora a Pern en la confeccin del Tratado del Ro de la Plata, que luego se firmara con el Uruguay y sobre un proyecto de ley para crear la figura del Primer Ministro, una especie de conduccin administrativa del estado, en tanto mantena la conduccin poltica y estratgica en manos del presidente.

El golpe de estado de marzo de 1976, lo ultraja en lo personal e intelectual, despojndolo de sus ctedras y censura su bibliografa.

Fallece proscrito y negado en la ciudad de la Plata el 14 de febrero de 1977. Como todo un peronista de ley en aquellos aciagos das de la historia argentina.

b) Sampay y la constitucin de 1949: La Institucionalizacin de la Patria Justa, Libre y Soberana.

La sancin de la Constitucin Argentina del 11 de marzo 1949 fue uno de los hechos institucionales, polticos y culturales ms importantes de la historia de la Argentina.

Luego de 96 aos de vigencia del esquema poltico institucional y poltico del pas de la oligarqua, consagrado en la constitucin de 1853, se lleg a esa reforma.

El texto de 1853 ofici de marco legal para el funcionamiento de una democracia de representacin restringida, de tinte individualista, propio del momento histrico de su sancin y de las fuerzas polticas y econmicas que predominaban entonces.

El fin de la constitucin de la oligarqua

La constitucin de 1853 desarroll la idea de organizacin nacional en un contexto de guerra civil en donde coexistan distintos proyectos nacionales y donde se debatan cules seran los "principios" y "fundamentos" organizativos de la Repblica.

El proceso Constituyente de 1853 /60 implic la derrota de los programas polticos del federalismo frente a las fuerzas militares de la oligarqua terrateniente, la burguesa portuaria de Buenos Aires e Inglaterra. La derrota de la causa federal conllev el hecho de que sus aspiraciones polticas no tuvieran lugar alguno dentro del articulado de la constitucin de 1853.

Fracasado el proyecto de la "Patria Grande" de Artigas, Bolvar, Moreno, San Martn, Monteagudo, Dorrego, Rosas o los programas federales de los caudillos nacionales de la gesta del Chacho Pealoza, Felipe Varela o Lpez Jordn, triunfa definitivamente el proyecto del liberalismo cipayo. Los argentinos camos bajo la espada de la oligarqua al servicio de la poltica imperialista britnica.

Como afirmamos, la constitucin de 1853 reflej en su espritu el modelo de pas de la oligarqua triunfante. Su funcin fue estructurar un andamiaje jurdico formal servil a los intereses de Inglaterra.

Nueva etapa histrica

La reforma de 1949 fue producto de la necesidad imperiosa de consagrar un nuevo pacto institucional y social entre los nuevos actores sociales emergentes: los nuevos sectores industriales, militares, intelectuales, gremiales y polticos que florecan en nuestro pas a mediados de la dcada del 40.

Todos los partidos polticos y cada uno de los ciudadanos del pas, no importando el credo, afiliacin poltica o raza participaron de las elecciones para la constituyente de 1948. Se garantiz de esta manera la participacin de la oposicin con voz y voto en los proyectos y debates de la constitucin.

La hora de Sampay

En ese marco, emerge la persona de Arturo Sampay, quien argumentando a favor de una nueva constitucin cita como ejemplos de procesos constitucionales con fuertes sesgos sociales a la Constitucin de la Alemania de Weimar de 1929 o la Constitucin Irlandesa de 1937, la cual sostiene tcitamente que el Estado puede delimitar el uso de la propiedad privada a fin de conciliar su ejercicio con las exigencias del bien comn.

La constitucin de 1949 represent una nueva concepcin cultural, caracterizada por la defensa de la nacionalidad y los valores patrios. Afirm la importancia de la "cultura nacional" y la formacin de una nacin autnticamente soberana.

El constitucionalismo social

La Constitucin de 1949 signific el salto histrico de un mal aplicado constitucionalismo liberal clsico (acomodado a los intereses de una pequea minora) al constitucionalismo social que contena las demandas del Estado de Bienestar del peronismo. Se dara un nuevo sentido a la propiedad privada, abandonando el esquema liberal individualista dando nacimiento a un nuevo modelo que reconoca el sentido social de la propiedad: el Estado es el garante de esta aspiracin y para eso, puede nacionalizar servicios pblicos, bancos, el comercio y desarrollar empresas del Estado.

A esta nueva concepcin de Nacin, la Constitucin agregar un nuevo concepto de Estado que interviene en la economa.

Pensamiento de Sampay

Con la constitucin del 1949 naci un nuevo concepto de Argentina, nacional y popular, el mismo no fue sino el producto de dcadas de innumerables luchas, comenzando con las hazaas del "Padre de la Patria", que tuvieron su continuidad con los caudillos federales, que tuvieron entrado el siglo XX referencia en los sectores radicales aglutinados en torno a Irigoyen y finalmente culminaron su camino de lucha con Juan Pern, "el Hombre" que peleara por sus derechos y hara suyos sus reclamos.

La constitucin de 1949 expresa en trminos institucionales los avances del pensamiento nacional y popular en Argentina. Es la cristalizacin de la "Conciencia Nacional", como dira Hernndez Arregui.

Influencias ideolgicas

Sampay es parte, al igual que los de intelectuales de su generacin, de la transicin entre dos momentos de la historia. Es parte de una generacin de intelectuales que emergieron con la crisis del modelo agroexportador y encontraron en el naciente nacionalismo de la Revolucin de 1943 un lugar donde pensar una Argentina diferente a la republica dcil y funcional al imperialismo britnico y norteamericano de la generacin del 80.

Fue tambin un estudioso de los profundos cambios que se generaban en el nuestro pas y en el resto del planeta. Las guerras mundiales, las profundas modificaciones que se daban en el seno de la sociedad argentina no fueron indiferentes a Sampay.

En este contexto histrico, poltico y social, Sampay observ que el peronismo emerga como el resultante de un nuevo esquema de sociedad, la cual demandaba la reformulacin total de sus cimientos institucionales.

Este panorama llev a Sampay a sealar que la constitucin de 1853, expresaba el impedimento fundamental para que en Argentina se diera una verdadera democracia de masas.

En este sentido define a la constitucin de 1853 como la expresin fiel del pas de la oligarqua, marcadamente elitista y con tendencias aristocrticas.

En lo econmico, Sampay salud auspiciosamente el programa industrialista del 1943, pese a observar que a diferencia del programa implementado desde 1945, este gobierno no contaba con la participacin de las masas.

Desde su Ctedra en la Universidad de La Plata busc establecer un esquema para que la constitucin exprese el sentir nacional y no se constituya en una mera copia de modelos extranjeros. Marcando de esta manera una diferencia trascendental con el modus operandi del liberalismo argentino.

Sampay diagnstico: o la Argentina iniciaba una transformacin poltica y social de raz de las estructuras polticas liberales o nuestra nacin caera en una crisis terminal y sin salida.

En lo social, su pensamiento se vio profundamente influenciado por el pensamiento religioso y las ideas del bien comn y el uso social de la riqueza que propugnaban las encclicas de la Iglesia. Tal como afirmara una de ellas "la prepotencia econmica ha suplantado al mercado libre"; que "al deseo de lucro ha sucedido la ambicin desenfrenada de poder"; y que "toda la economa se ha hecho extremadamente dura, cruel, implacable".

La Constitucin de 1949 y la revolucin en los conceptos fundamentales

La constitucin de 1949 introdujo una verdadera revolucin en las concepciones del Estado, la propiedad, la economa y la soberana.

Esta definicin filosfica la constitucin de 1949 se lo debe en parte a los planteos de Sampay que va a nutrir al texto de un enfoque jurdico con un fuerte contenido social y nacionalista de la poltica. Su obra fue convertir en letra constitucional la obra poltica del peronismo.

Fue la nueva concepcin del Estado y la soberana, la que le permiti a nuestro pas insertarse al mercado mundial bajo las banderas y programas de un gobierno "socialmente justo, econmicamente libre y polticamente soberano". Recordemos que estas, las banderas del peronismo, representan la sntesis doctrinaria de lo que Pern denominara por ese tiempo como "Tercera Posicin". Esas mismas banderas fueron parte del prembulo de la Constitucin de 1949.

Nueva concepcin del Estado

El fracaso de las polticas liberales fue determinante para que la constitucin de 1949 abandonara el concepto de que la poltica y mercado no van de la mano.

Sampay gener, desde el seno de la Convencin Constituyente, un concepto de Estado que apareci como innovador y provocador para aquellos amantes de la economa ortodoxa liberal: Aparece el Estado como Actor Econmico.

El Artculo 40 de la Constitucin de 1949 era la ingeniera constitucional para llevar a la practica las banderas del peronismo y del pueblo argentino: "la organizacin de la riqueza y su explotacin tienen por fin el bienestar del pueblo, dentro de un orden econmico conforme a los principios de la justicia social." Para eso "el Estado, mediante una ley, podr intervenir en la economa y monopolizar determinada actividad, en salvaguardia de los intereses generales y dentro de los lmites fijados por los derechos fundamentales asegurados en esta Constitucin...","los minerales, las cadas de agua, los yacimientos de petrleo, de carbn y de gas, y las dems fuentes naturales de energa, con excepcin de los vegetales, son propiedad imprescriptibles e inalienables de la Nacin", "los servicios pblicos pertenecen originariamente al Estado, y bajo ningn concepto podrn ser enajenados o concedidos para su explotacin. Los que se hallaran en poder de particulares sern transferidos al Estado, mediante compra o expropiacin con indemnizacin previa, cuando una ley nacional lo determine".

En esta misma lnea de ideas el artculo 68 estableci como funcin del Congreso la distribucin y la colonizacin de tierras, procurando el desarrollo de la pequea propiedad agrcola en explotacin.

Los derechos sociales

Los Derechos del trabajador, de la familia, de la ancianidad y de la educacin y la cultura fueron el vrtice de un nuevo concepto de democracia. La constitucin introduce un nuevo concepto de ciudadana delineado por dos pilares: los derechos sociales y la justicia social.

El artculo 37 se explayaba sobre los derechos del trabajador: El derecho de trabajar; a una Retribucin Justa; a la Capacitacin; a condiciones dignas de trabajo; a la preservacin de la salud; al bienestar; a la seguridad social; a la proteccin de su familia; al mejoramiento econmico y a la defensa de los intereses profesionales.

Aparecen por primera vez en la Argentina los derechos de la familia, unidad bsica de la sociedad y pilar del desarrollo de la Nacin.

Se sancionaron los derechos de la ancianidad: el derecho a la asistencia; a la vivienda; a la alimentacin; a la salud fsica; al cuidado de la salud moral; al esparcimiento; al trabajo; a la tranquilidad y al respeto.

Nuevo concepto de la propiedad

Una de las claves de la sociedad construida por el primer peronismo resida en la nueva funcin social que adquira la propiedad privada.

La constitucin introdujo un artculo que define "la funcin social de la propiedad, el capital y la actividad econmica". Para garantizar ese concepto, en el artculo 38, se estableci que "la propiedad privada tiene una funcin social y, en consecuencia, estar sometida a las obligaciones que establezca la ley con fines de bien comn".

Para la Constitucin de 1949, el Estado controla e interviene con polticas directas sobre los mercados econmicos. El artculo 39 afirmaba que "el capital debe estar al servicio de la economa nacional y tener como principal objeto el bienestar social. Sus diversas formas de explotacin no pueden contrariar los fines de beneficio comn del pueblo argentino...".

Redefinicin del concepto de soberana.

La constituyente del 1949 fij claramente un nuevo concepto de soberana que revaloriza los recursos existentes en el pas, ya sean los naturales como los humanos.

El Estado desde la constitucin defiende a los productores nacionales y a los trabajadores y por eso se nacionaliza el territorio, los recursos, los bancos, el comercio, etc.

La nueva constitucin, a diferencia de la de 1853, en su artculo 18, pona limites a la navegacin de los ros interiores de la Nacin: " es libre para todas las banderas, en cuanto no contrare las exigencias de la defensa, la seguridad comn o el bien general del Estado y con sujecin a los reglamentos que dicte la autoridad nacional".

La cada del peronismo, la derogacin de la Constitucin del 49 y su herencia cultural

Muchos quisieron aprovecharse del camino el pueblo haba comenzado a transitar. El golpe oligarca de 1955 se presenta ante la sociedad argentina con el lema "ni vencedores ni vencidos". Pero a poco de transitar los sectores nacionalistas del ejrcito son desplazados por los sectores liberales ms rancios y siempre proclives realizar el trabajo sucio que la oligarqua argentina demanda. Desde all, se desatan las prohibiciones, las intervenciones, los fusilamientos, las persecuciones, etc.

A pesar de esto, creer en aquel momento que con la proscripcin del peronismo el pueblo olvidara al lder y las conquistas que haban conseguido constituy uno de los errores polticos estratgicos ms importante que cometi la oligarqua por entonces.

El peronismo no solo resisti y luch sino que adems devolvi al lder exiliado a su pueblo. Es por todo eso que hoy, a ms de 60 aos, el peronismo sigue siendo el refugio donde los desposedos encuentran sus interlocutores validos para la reivindicacin de sus derechos.

El solo hecho de que la Reforma Constitucional del 1956, que derog la constitucin del 49, no pudiera borrar por completo los principios constitucionales de carcter social consagrados en 1949 y una buena parte de los derechos sociales es una muestra clara de la profundidad de las races que el peronismo haba echado en el pueblo argentino.

El articulo 14 bis de nuestra actual constitucin refleja una parte de las conquistas sociales consagradas en 1949. A pesar del odio y de la barbarie no pudieron tumbar todos los ladrillos que Sampay traz en la constitucin peronista. El espritu nacional y popular con el que Arturo Sampay marcara a fuego a la constitucin de 1949 no pudo ser vencido. Ni siquiera con la suma del poder, la oligarqua que derroc al gobierno popular de Juan Pern en septiembre de 1955 pudo apagar definitivamente su llama.

Escriben: Gustavo Gaitan y Atilio Martinez
Juventud Peronista de Entre Ros
Edicin Impresa Nro 68
Ediciones Anteriores
Tapa papel
Nosotros
Un equipo militante
Consultas o dudas
Doctrina
Documentos Historicos
Libros y Doctrina
Para el Debate
Imgenes
Histricas
Actuales
www.lavozdelajp.com
Todos los Derechos Reservados