El 22, un fatdico da de agosto
Jueves 21 de Agosto de 2014
22.08.2006 | Evita, Felipe Vallese y los mrtires de Trelew estn presentes.
El 22, un fatdico da de agosto
Escribe: Blas Garca
1 de 1
Para las luchas populares, el 22 de agosto es un da especialmente cruel: en 1951 renunci Evita a su candidatura, en 1962 fue secuestrado y desaparecido Felipe Vallese y en 1972 fueron fusilados 16 revolucionarios en Trelew.

Foto. Juan Pern consuela a Evita en el Cabildo Abierto, Cmpora a la izquierda, aplaude.

En los actos polticos, cuando se recuerda a los muertos queridos, se dice que estn presentes. Si Evita, si Felipe Vallese, si los mrtires de Trelew estn presentes es porque lo estn en la memoria combativa del pueblo, en las luchas por la independencia y la justicia social.

Renunciamiento de Evita

Cabildo Abierto

El 22 de agosto de 1951 se llev a cabo el Cabildo Abierto del Justicialismo, impresionante manifestacin popular calculada en ms de 2 millones de personas para que Evita aceptase la candidatura a la vicepresidencia de la Repblica, con la consiga "Pern - Eva Pern, la frmula de la Patria".

Fue el acto ms importante realizado hasta la fecha por el peronismo, organizado por la CGT con delegaciones de todo el pas, a lo largo de la avenida 9 de julio, en la Capital Federal, proclamando la Frmula Pern-Pern para las elecciones presidenciales del 11 de noviembre de ese ao.

Su candidatura haba surgido el 26 de febrero de 1951, lanzada por los trabajadores organizados y resistida por la oligarqua y los militares, fue creciendo hasta ser una poderosa realidad popular que la decisin de Evita convirti en su histrico Renunciamiento.

A partir de febrero de 1951 se desencaden una lucha subterrnea entre el movimiento obrero y la cpula de las fuerzas armadas.



Movimiento Obrero y FFAA

Sera ingenuo, creer que no hubo presiones militares. Era conocido el poder irritativo de la figura y la concreta actividad de Evita en los cuadros militares oligrquicos.

La conduccin de arrogantes hombres de armas, identificaba claramente a sus enemigos. Evita era uno de los ms poderosos: mujer, fantica y plebeya. Casi nada.

Para los militares era imprescindible frenarla. Se conocan sus actividades de adoctrinamiento sobre los cuadros inferiores del Ejrcito. Se conoca su poder sobre el pueblo. Se sospechaba que el proyecto de la creacin de milicias populares estaba en marcha. Permitirle la vicepresidencia? Jams.



Renunciamiento

Evita tuvo que renunciar porque perdi esa batalla, porque la medida que impuls la CGT no tena la fuerza para imponerla, pero tambin porque el Ejrcito estaba en su momento de mayor poder.

El 31 de agosto, despus de recordar su compromiso desde el 17 de octubre de 1945, agreg:

"No tena entonces, ni tengo en estos momentos, ms que una sola ambicin personal: que de m se diga, cuando se escriba el captulo maravilloso que la historia dedicar seguramente a Pern, que hubo al lado de Pern una mujer que se dedic a llevar al Presidente las esperanzas del pueblo. Y que, a esa mujer, el pueblo la llamaba cariosamente "Evita". Eso es todo lo que quiero ser" y concluy "Renuncio a los honores, no a la lucha. Mi puesto de batalla es el trabajo".



Felipe Vallese mrtir de la JP



Felipe Vallese, con 22 aos y un hijo de 3, activo militante de la Juventud Peronista fue el primer detenido-desaparecido de la historia argentina. Secuestrado la noche del 22 de agosto de 1962, fue visto, por ltima ves, brutalmente torturado, en una comisara de Villa Adelina, en Buenos Aires.



Un poco de Historia

El gobierno de Frondizi fue sometido a sucesivas crisis y planteos militares, por las constantes huelgas de la CGT, con que la clase trabajadora responda al cercenamiento de sus derechos y contra la creciente represin al movimiento peronista.

El gobierno movilizaba militarmente, a punta de fsil, a los trabajadores que estaban de paro y la aplicacin del represivo plan Conintes, llen de presos peronistas las crceles.

Llegado el ao 1962, que sera el ltimo de su mandato, firm un documento con los jefes militares garantizando que no se permitira a nuestro lder, Juan Pern, retornar al pas.

Es que frente al inminente proceso electoral previsto para el 18 de marzo de ese ao, la frmula del peronismo en la provincia de Buenos Aires iba a estar integrada por Andrs Framini como gobernador y Juan Pern como vice.

El juez electoral Isaurralde de abierta filiacin frondicista declar que Pern no poda ser candidato por no tener residencia, no estar en el padrn y ser un fugitivo de la justicia. Adems, el cardenal Caggiano, recordaba que la excomunin de Pern estaba en vigencia.



Triunfo del peronismo

Contra la artimaa gubernamental, el pueblo eligi el 18 de marzo como gobernador a Andrs Framini, apoy a Pern e hiri de muerte al gobierno de Frondizi.

El triunfo de Framini fue la demostracin que el peronismo era mayora, que su voluntad era inquebrantable y que no estaba dispuesto a presentarse disfrazado para ser aceptado. Por el contrario, Pern haba elegido a un dirigente obrero, un histrico peronista, para encabezar aquella frmula.

Las FFAA reclamaban la proscripcin del peronismo, Aramburu "aconsejaba" la renuncia de Frondizi y el comandante del Ejrcito general Ral Poggi le peda efectivamente la renuncia.



Golpe militar contra Frondizi

El da 27 de marzo Frondizi declara "no me suicidar, no renunciar y no dejar el pas". Dos das despus frente al movimiento de tropas, renuncia, y es arrestado y trasladado a Martn Garca.

El da 30 de marzo asume Jos Mara Guido como presidente, hasta entonces, presidente del Senado, un ttere que no es ms que una fachada pseudo-democrtica tras la cual gobiernan los militares.

El 24 de abril, el nuevo presidente anula las elecciones ganadas por el peronismo: Buenos Aires, Santiago del Estero, Tucumn, Salta, Chaco, Misiones, Ro Negro y Neuqun.

El 24 de julio por un decreto del Ejecutivo queda prohibido el proselitismo peronista, la exhibicin publicitaria de fotografas y marchas. Nuevamente, bajo otro rtulo, reaparece el siniestro Decreto 4161.



Secuestran a Vallese

En ese clima de ataque al PJ, el mes de agosto se inicia con una huelga general de 48 horas decretada por la CGT. El 22 de agosto, se produce un hecho que conmueve al movimiento peronista: es secuestrado el obrero metalrgico y dirigente de la juventud peronista Felipe Vallese.

El reclamo por su vida se convierte en bandera de lucha: "Un grito que estremece, Vallese no aparece".

Vallese era delegado desde 1958 en la fbrica TEA S.R.L., y tena una intensa actividad militante en la Juventud Peronista. Era integrante del Comando General Valle de la JP, que operaba en Ciudad Evita y Mataderos,y particip del grupo que haba secundado al legendario Jefe de la JP Gustavo Rearte en el copamiento del puesto de la aeronutica en Ezeiza.

Vallese es secuestrado por la polica de la provincia de Buenos Aires buscando a su amigo Alberto "Pocho" Rearte, hermano de Gustavo. Fue un procedimiento ilegal en jurisdiccin de la Capital Federal y Vallese fue secuestrado frente al n 1776 de la calle Canalejas.

La justicia a instancias de su familia y de la UOM reconstruy el camino hacia la muerte de Felipe Vallese hasta la comisara de Villa Lynch donde desaparece despus de ser terriblemente torturado.

Su cuerpo jams apareci pero su nombre desde entonces simboliza lo mejor de aquella juventud que no repar en peligros por la defensa de sus ideales. Hoy, la calle Canalejas lleva su nombre y al igual que el saln central de la CGT en la Capital Federal.



Foto. Hroes de Trelew presentes: Hasta la victoria siempre.

La brutal matanza de Trelew



Anticipo del genocidio

El 15 de agosto de 1972, veinticinco presos polticos, peronistas y de la izquierda revolucionaria, se fugaron del Campo de Concentracin de Rawson.

Seis de ellos lograron llegar a Chile. Los diecinueve restantes se entregaron luego de acordar garantas para su integridad fsica.

No obstante, el 22 de agosto, a las 3.30 hs., se les imparti la orden de salir de sus celdas con la vista fija en el piso y detenerse ante la puerta en dos hileras de uno en fondo. Fue entonces cuando los carceleros comenzaron a disparar sus ametralladoras.

Ese da fueron asesinados a mansalva, sin juicio previo y a traicin, 16 patriotas revolucionarios, que siguieron al asesinato de obreros, los secuestros, los tribunales especiales, la pena de muerte en la legislacin y la pena de muerte aplicada en las calles durante las represiones.

El dictador militar Lanusse realiz una masacre que sera el nacimiento del Terrorismo de Estado y que encontrara luego su expresin ms acabada en la desaparicin de treinta mil personas.

A tal punto lleg el ensaamiento que la polica, das despus, irrumpi con tanquetas en la Sede Nacional del Partido Justicialista donde se velaban los cadveres de tres de los compaeros asesinados.

Y en la campaa del "Luche y vuelve" por el retorno de Pern y las elecciones de 1973, los mrtires de Trelew constituyeron una de las banderas centrales del PJ.

El fusilamiento se incorpor al inconsciente colectivo como "la matanza de Trelew" y en ella, los detenidos polticos indefensos fueron las primeras vctimas de la violencia institucionalizada que se instalara en la Argentina desde 1976.

El rgimen oligrquico decidi perfeccionar su metodologa represiva instaurando el terrorismo sistematizado como herramienta para acallar las voces de la disidencia.



Los mrtires de Trelew fueron:

Mariano Pujadas, Alfredo Kohon, Susana Lesgart, Mara Anglica Sebrelli, Carlos Astudillo, Clarisa Lea Place, Ana Mara Villarreal de Santucho, Pedro Bonnet, Eduardo Capello, Alberto del Rey, Mario Emilio Delfino, Jos Ricardo Mena, Miguel Angel Polti, Humberto Surez, Humberto Toschi y Alejandro Ulla.



Tres sobrevivieron: Ricardo Ren Haidar, Mara Antonia Berger y Alberto Miguel Camps



Los testimonios de los hechos que brindaron los sobrevivientes desmintieron la versin oficial del intento de fuga.

En 1976, Mara Antonia Berger y el "Turco" Haidar desaparecieron para siempre y Alberto Camps fue abatido en su casa, combatiendo a los que venan a secuestrarlo.

La masacre de Trelew fue, sin duda, el hito inicial del luctuoso camino que conducira al mayor genocidio en la historia de Amrica Latina.


Escribe: Blas Garca
Edicin Impresa Nro 68
Ediciones Anteriores
Tapa papel
Nosotros
Un equipo militante
Consultas o dudas
Doctrina
Documentos Historicos
Libros y Doctrina
Para el Debate
Imgenes
Histricas
Actuales
www.lavozdelajp.com
Todos los Derechos Reservados